Conoce los Requisitos para pedir Custodia Compartida de los hijos

Una separación prácticamente jamás es simple. Mucho menos es agradable cuando tienes hijos por el medio. Aunque, por obvias razones, no se quiere proseguir siendo una parte de la vida de tu ahora ex–pareja, es indiscutible que, para la mayor parte de los progenitores, poder proseguir conviviendo con sus hijos es lo primordial.

Para aquellos progenitores que desean proseguir formando una parte de la vida de sus hijos, acá les presentamos los requisitos para solicitar Custodia Compartida en España.

custodia compartida españa

Requisitos para solicitar Custodia Compartida

Los requisitos para solicitar Custodia Compartida se componen de que los progenitores o bien representantes cumplan con las próximas condiciones:

  • Las capacidades que tengan los progenitores para ejercer la custodia primeramente.
  • Que las condiciones de trabajo de los representantes sean convenientes. Con esto se busca asegurar la capacidad que tengan las dos unas partes de proveerle a los menores a su cargo el cubrimiento de sus necesidades básicas.
  • De preferencia, que las residencias de los progenitores se hallen próximas, de forma que las visitas se faciliten y el pequeño o bien pequeña no viva la separación con tanta severidad. Estas, además de esto, deben cumplir con todas y cada una de las necesidades esenciales de un menor: desde tener los comestibles precisos hasta los espacios a fin de que el pequeño radique y se desarrolle.
  • Se tiene muy en consideración la relación del menor con sus progenitores. Habitualmente, ciertos hijos pueden sentirse incómodos con uno de sus representantes, lo que puede ocasionar contrariedades, inconvenientes, e inclusive rechazo. Siempre y en todo momento se debe intentar que el menor se halle en condiciones perfectas que no sean amenaza para su estabilidad y bienestar.
  • La relación entre los progenitores asimismo es fundamental. Se debe sostener una comunicación fluida que deje sostener la estabilidad en la vida de los hijos. Además de esto, se debe poder llegar a pactos a favor de que las partes estén satisfechas con los espacios destinados a relacionarse con sus hijos.
  • Los progenitores deben cumplir con las obligaciones que tengan con los menores en común. Desde pasar el tiempo fijado con ellos, hasta intentar el funcionamiento de la pensión alimentaria. En todas y cada una de las situaciones posibles, deben cumplirse las condiciones fijadas para el bienestar del pequeño o bien pequeña.
  • Que el resultado de las evaluaciones psico-sociales del conjunto familiar completo sean convenientes. Tanto los progenitores como los hijos deben pasar por exámenes ciertos por trabajadores sociales, sicólogos y otros especialistas. En estos casos no solamente se valora la situación en la familia, sino se puede brindar ayuda a lo largo del proceso de separación.
  • Se tiene muy en consideración el número de hijos en común en el matrimonio. Siempre y en todo momento se marcha a intentar que no exista separación entre los hermanos, de manera que se críen bajo exactamente los mismos valores y exactamente el mismo ambiente.
  • Que ninguno de los progenitores tenga antecedentes de violencia intra-familiar o bien violencia sexista. Con esto se busca eludir exponer a un menor a situaciones de peligro mientras que se halle bajo el cuidado de uno de los representantes.
  • Tras cumplir los 12 años, se procura oir con atención lo que el pequeño quiere. Al cumplir cierta edad, el pequeño o bien pequeña puede comprender mejor su situación, su ambiente, y percibir lo que es más conveniente para él o bien .

custodia

¿De qué manera solicitar la custodia compartida de los hijos?

La custodia compartida de los hijos se puede pedir en el instante en que se decide la separación, conversando con tu ex–pareja. Siempre que se tenga un documento que lo acredite para eludir contrariedades legales más adelante, el tema puede determinarse de este modo de simple.

requisitos custodia compartida

Sin embargo, si la relación con su ex–cónyuge es un tanto más difícil, lo preferible es que te comuniques con un letrado familiar. Él o bien te aconsejará a lo largo de todo el procedimiento, estudiando tu caso. Una vez esta parte se complete, el caso ha de ser mandado a un fiscal que dicte la sentencia de lo acordado.

El fiscal, entonces, se hace cargo de examinar el historial de la familia y lo descrito en el pacto. Primordialmente, debe contrastarse que el demandante cumpla con los requisitos para solicitar Custodia Compartida, buscando siempre y en todo momento lo mejor para los menores implicados.

Para proseguir se procede con entrevistas en las que se valora la relación de los hijos con sus progenitores, y, por último, se le pregunta con como de sus representantes desea vivir. Aunque esto no es la sentencia terminante, en dependencia del caso se van a tener muy en consideración los deseos de los menores.

Recuerda bien que solicitar la custodia compartida de los hijos no quiere decir que se te vaya a conceder. En consecuencia, debes intentar cumplir con todos y cada uno de los requisitos para solicitar Custodia Compartida, de forma que seas el padre o bien madre ejemplar que tus hijos se merecen.

¿Qué es la guarda y custodia compartida?

La guarda y custodia compartida es el pacto legal al que llega una pareja separada o bien divorciada para establecer responsabilidades equitativas en referencia a los hijos menores que tengan en común. De esta manera, la guarda y custodia compartida prosiguen haciendo responsables a los dos progenitores de sus hijos, aun tras ocurrida la separación.

La función primordial de establecer una guarda y custodia compartida es intentar amoldarse a las necesidades tanto de los hijos como de los progenitores. Busca, además de esto, que los menores no padezcan importantes cambios en su vida, o bien pierdan el contacto con uno de los progenitores sin ser preciso.

El pacto coherente a la guarda y custodia compartida favorece del mismo modo a los representantes. A través de ella se pueden determinar las responsabilidades que va a tener cada parte tanto en la crianza como en la conservación de los hijos comunes. Además se consigue eludir que uno de los progenitores abandone sus compromisos a favor de consecuencias legales serias.

pedir custodia compartida

¿Qué cubre la pensión alimentaria?

La pensión alimentaria cubre todas y cada una de las necesidades básicas del cada día de los menores que tenga en común una pareja separada. Busca que se cubran los primordiales gastos precisos para asegurar el desarrollo inmejorable de los hijos, en conjunto a ciertos gastos expepcionales y ciertos voluntarios, únicos de cada caso.

Esto quiere decir que la pensión alimentaria cubre más que el alimento de los hijos. Los gastos ordinarios y recurrentes que cubre la pensión alimenticia incluyen:

requisitos para pedir custodia compartida

  1. En en el caso de que la pareja se haya separado a lo largo de la gestación de un hijo, se incluyen los gastos coherentes al embarazo y el parto.
  2. Los gastos de la guardería.
  3. El pago de la educación obligatoria y la educación superior de los hijos. Se debe incorporar, además de esto, los materiales escolares, el transporte, las matrículas académicas, el alimento en las instituciones y otros gastos derivados.
  4. Los gastos de la residencia en la que radique el menor, en el caso de que esta no sea propia de los representantes.
  5. La nutrición básica de los hijos.
  6. Las compras de ropa y calzado conveniente para los menores, sobre todo teniendo presente la temporada del año y el tiempo dado en España.
  7. Los gastos pertinentes a la salud de los hijos.

Junto a estos gastos ordinarios, la pensión alimenticia cubre determinados gastos expepcionales, en general pagados en mitades por los dos padres:

  1. Los gastos médicos impredecibles, como lo pueden ser prótesis, ortodoncia, optometría.
  2. El pago de clases de apoyo.

Sumado a los precedentes, hay otros gastos no obligatorios incluidos en lo que cubre la pensión alimenticia. Estos gastos son acordados por las partes. Acostumbran a ser actividades recreativas de los menores, actividades extraescolares, salidas singulares, entre otras muchas.

Que hacer si me niegan la custodia de mi hijo

La negación de la custodia de un hijo es una situación sobremanera frustrante. No pocas son las veces en que una relación acaba de mala manera, y en consecuencia, se le niega a una de las partes el contacto con sus hijos.

Lo que debes hacer si te niegan la custodia de tu hijo es empezar por procurar convenir con tu ex–pareja la distribución del derecho de visitas. De forma que todo se resuelva pacíficamente, debes intentar charlar con calma, a fin de que no sea preciso tomar acciones más severas.

Si tu ex–cónyuge y no logran llegar a un pacto, el próximo paso es solicitar una apelación a la sentencia dictada.

Para que el proceso sea llevado adelante lo mejor posible, lo más recomendable es que ya antes te comuniques con un letrado. De esta forma lo que se busca es asegurar que es un representante responsable, con los recursos precisos para ejercer la custodia de su hijo.

De este modo va a poder actuar en frente de la amenaza de que le nieguen la custodia de su hijo.

custodia compartida

Puede parecer increíble para ciertos, mas separarte de tu pareja no tiene pues ser un acontecimiento trágico y exasperante. Incluso de este modo, comprendemos que no es sencillo sostener un vínculo con tu ex–cónyuge. Mas, si tienen hijos en común, has de saber que esto va a ser ineludible.

A pesar de que se haya roto la vida en pareja, está la posibilidad de que la vida de tus hijos sea compartida entre los dos progenitores, sin que ninguno de los 2 deba abandonar a formar parte de ella.

Si ese es tu caso, aguardamos haberte ayudado mostrándote los requisitos para solicitar Custodia Compartida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *